·

·
Delante del Templo del Gran Jaguar, en Tikal | Guatemala

25 de diciembre de 2010

Las primeras cuentas de Cotrugli y otros artículos contables

Aunque no hay duda de que el famoso Tratado de Luca PacioliDe Computis et Scripturis– fue el primer trabajo que se publicó en el mundo sobre el método contable por partida doble (Venecia, 1494); este conocido fraile toscano no fue el primer autor que estudió este sistema; ese honor le corresponde al desconocido Benedetto Cotrugli; un nombre que, sin embargo, permaneció oculto en la sombra del anonimato hasta finales del siglo XIX, cuando empezó a reivindicarse, tímidamente, su trabajo. Puedes saber más sobre su vida y obra en Las primeras cuentas de Cotrugli, el artículo que he publicado en el número XXXIV de la revista CONT4BL3; asimimismo, en la base de datos de DIALNET se encuentra alojada la historia del cuadro El cambista y su mujer, de Quentin Massys (uno de los pintores que mejor representó el Siglo de Oro holandés) en la sección ContabilizARTE del número XXXVI de la revista trimestral que edita la AECE.

9 de noviembre de 2010

Diez claves para conocer los vientres de alquiler

La pregunta es bien sencilla: ¿por qué es delito contratar un vientre de alquiler y, sin embargo, es legal inscribir en el registro a los recién nacidos que se tienen de este modo en otros países? El BOE del 7 de octubre de 2010 publicó una Instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN), sobre régimen registral de la filiación de los nacidos mediante gestación por subrogación, que ha puesto de actualidad un debate muy complejo.

El portal noticias.juridicas.com ha publicado uno de mis "decalegales" titulado Diez claves para conocer los vientres de alquiler: un artículo riguroso, entretenido y muy documentado para que sepas definir este contrato privado, conocer su origen y desarrollo y analizar su regulación tanto en España (donde es ilegal) como en otros países en los que esta práctica puede estar prohibida (como en Francia), admitida en determinadas situaciones (Holanda) o permitida e incluso fomentada abiertamente (India).

Pulsa aquí para leerlo

30 de octubre de 2010

Ucronía: La Constitución de Ceuta de 1811 (la Daniela)

La ucronía es una técnica –conocida también como contrafactual, historia virtual o alternativa– en la que se ejercita la imaginación para responder una pregunta: qué habría sido de un determinado acontecimiento histórico si los hechos hubieran sucedido de una forma distinta a la realidad.

Los ejemplos más clásicos de ucronías suelen plantear cómo sería el mundo de hoy en día si Hitler hubiese ganado la II Guerra Mundial o si Kennedy hubiera sobrevivido al atentado de Dallas, pero las posibilidades son infinitas: cómo habría cambiado Europa sin el Imperio Romano o si Constantinopla no hubiera caído en poder de los otómanos; si los Reyes Católicos no hubieran concluido la Reconquista o Portugal hubiera aceptado costear el viaje de Colón.

Con ocasión del bicentenario de las Cortes de San Fernando, te propongo viajar en el tiempo doscientos años al pasado para imaginarnos qué habría sucedido si las tropas napoleónicas que asediaban la Isla de León, hubiesen impedido que las nuevas Cortes Constituyentes se hubieran podido reunir en esta localidad gaditana.

A partir de aquí, todo es un simple ejercicio de imaginación de lo que pudo haber sido pero no fue. Pulsa aquí para leerlo

24 de octubre de 2010

Con el Derecho en los talones disponible en e-book

Si prefieres leer mi libro Con el Derecho en los talones (Lex Nova, 2010) en formato electrónico, ya puedes adquirirlo en las principales tiendas on line españolas e iberoamericanas; como, El Corte Inglés, Todoebook, Lex Nova, Gandhi (México) o Norma (Colombia) Un libro jurídico, apto para todos los públicos, ahora con las ventajas del e-book; más cómodo y práctico, para que puedas leerlo donde y cuando quieras.

19 de octubre de 2010

Diez claves para entender el Derecho del Medio Ambiente (actualizado)

Teniendo en cuenta que todas las actividades que realizamos tienen –para bien o para mal– un indudable impacto en nuestro entorno, desde un punto de vista jurídico, puede que lo mejor sea definir el Derecho del Medio Ambiente por los fines que persigue el legislador cuando dicta estas disposiciones. De esta forma, hablaríamos del conjunto de normas que regulan los efectos de la actividad humana en la conservación y protección de la vida en la Tierra.

El conocido portal noticias.juridicas.com ha publicado -en la sección de artículos doctrinales- la versión actualizada de mi decalegal (decálogo legal) sobre esta rama del ordenamiento, de acuerdo con las novedades que introducirá en diciembre de 2010, la nueva modificación del Código Penal en materia medioambiental.

Pulsa aquí para leerlo

14 de octubre de 2010

Diez claves para conocer el Derecho del Espacio

El 25 de septiembre de 2010, el periódico británico Sunday Times causó un gran revuelo en todo el mundo al publicar la noticia de que la astrofísica malaya Mazlan Othman había sido nombrada embajadora de las Naciones Unidas para el Espacio, con el objetivo de coordinar la respuesta de la Tierra ante una posible comunicación con seres extraterrestres. La información corrió como la pólvora y -a pesar de que tanto la ONU como la propia interesada negaron inmediatamente los hechos- todos los medios internacionales se hicieron eco de aquel bulo sobre la supuesta alien ambassador.

Esta noticia ha puesto de actualidad una de las ramas más desconocidas del Derecho Internacional: El Derecho del Espacio; un sector jurídico relativamente joven sobre el que he destacado diez puntos de interés.

Pulsa aquí para leerlo en la sección de artículos del portal noticias.juridicas.com y, muy pronto, también será publicado en un próximo número de AstronomíA; la primera revista española de astronomía, astrofísica y ciencias del espacio, desde 1985.

10 de octubre de 2010

Relato: Diez y diez

La acción de mi relato se sitúa en la ciudad de Ginebra (actual Suiza), a mediados del siglo XVI. Es una historia ficticia que publiqué en el número 23/24 de la revista literaria Baquiana, de Miami (Estados Unidos) y que hoy -10 de octubre de 2010 (10 del 10 del 10)- conviene releer. Espero que te guste ;·)

-
¿Por qué guardas estas llaves debajo de la almohada?
Bruno la miró extrañado, enseñando el par de llaves que había descubierto; no esperaba encontrar algo tan oxidado escondido en la cama del matrimonio, pero ella no le dio excesiva importancia, se limitó a encoger los hombros y a mirar el cuerpo del joven, desnudo sobre la cama.
- Que por qué... –No pudo terminar la frase.
- Déjalas ahí Bruno –respondió– Son cosas de mi marido. No las toques.
- Como quieras, amore, pero ¿qué hace con unas llaves de hierro debajo de su almohada?
Isabelle continuó mirando el cuerpo del lombardo sin comprender muy bien a qué venía tanta curiosidad.
- ¡Isabelle! Te estoy hablando...
- Lo sé, Bruno; ya te oí la primera vez –le contestó– Sólo son dos viejas llaves del taller que tuvimos hace años junto al lago. Nada más.
- ¿Y duerme así cada noche?
- ¡Bruno! –Se le agotaba la paciencia– Son cosas de mi marido. ¿De acuerdo?
- ¡Capito! –El joven no esperaba aquella reacción de Isabelle y no supo ocultar su enfado. Se incorporó en la cama y buscó la ropa para vestirse.
- Está bien... –claudicó, temerosa de disgustar al joven por culpa de unas llaves herrumbrosas que tampoco significaban nada para ella– Pero te vas a sentir defraudado...
- Da igual... ¿Por qué?
- Martín está convencido de que san Pedro le ayudará a encontrar la idea para algún invento, algo prodigioso, como él dice, si apoya la cabeza sobre las llaves.
Bruno estaba entusiasmado.
- ¿Al-go-pro-di-gio-so? –repitió con respeto, como si invocara al santo al pronunciar cada palabra– ¿Y qué espera inventar tu esposo? –preguntó bajando la voz.
- ¡Ay, Bruno! ¿Es necesario que tengamos ahora tanta charla? –El lombardo volvió a sentirse ofendido y, de nuevo, le dio la espalda en la cama. Cuando se enfadaba de aquel modo, Isabelle tenía que reprimir las ganas de rodearlo con los brazos y comerle entero a besos– ¡Bruno, no te enfades! Es que no me parece que sea el momento más adecuado para comentar las manías de mi marido. ¿No crees? –y lo besó con suavidad en la nuca.
- Bien, pero...
El portazo retumbó en toda la casa como sonaba cuando llegaba...
- ¡Mi marido!
- ¡Porca miseria! ¿No dijiste que nunca llegaba antes del mediodía?
- Estoy tan extrañada como tú.
- ¿Y qué hago? ¡Santa Madonna! ¡Isabelle, estoy desnuto en la tua alcoba! –gritó gesticulando con las manos.
- ¡Pues métete debajo de la cama!
- ¿Así?
Isabelle lo miró con irritación.
- Puedes vestirte tranquilamente y darle a mi marido explicaciones con el jubón a medio poner o esconderte ahora mismo debajo de la cama. Tú eliges –Ante su sorpresa, Bruno aún tuvo un momento de indecisión para plantearse cuál era la opción más adecuada– ¡Vamos, alma cándida!
El lombardo recogió su ropa a toda prisa formando un hatillo desordenado que escondió, a su lado, bajo la cama del matrimonio. Martín subió la escalera a grandes zancadas, abriendo de golpe la puerta del dormitorio; Isabelle sólo tuvo tiempo de disimular la inconveniencia de la escena fingiendo algo de tos.
- ¿Cariño? ¿Cómo es que aún permaneces acostada?
- ¡Ay, Martín! –tosió– No creas que me encuentro nada bien.
- ¡Cómo lo lamento, querida! ¿Quieres que Frau Helga te prepare algo? ¿Una tisana? ¿Un consomé?
- No, Martín. No te preocupes –volvió a toser– Creo que anoche cogí algo de frío en casa de tus padres; pero con un día en la cama, arropada y tranquila, seguro que mañana me encontraré mucho mejor. ¿Y tú? ¿Cómo no estás en el taller? –mientras su mujer le mentía con la farsa del resfriado, su esposo no paró de dar vueltas entorno a la cama– Por lo que más quieras, Martín, me levantas dolor de cabeza; deja de dar vueltas por la alcoba.
- Lo siento, cariño. Es que... Ha ocurrido algo maravilloso. ¡Algo que sólo puedo adjudicar a la intervención del propio san Pedro!
- ¿A qué te refieres?
- ¡Y te reías de las llaves de mi almohada!
- Martín, ¿quieres decirme qué ha ocurrido?
- Esta mañana fui a casa de Herr Hoffman, el mercader de paños...
- Sí, lo conozco; su mujer canta en el coro de La Chapelle. Desafina, pero como su familia tiene tanto dinero se lo consienten. Pobre mojigata, si ella supiera que su hijo...
- ¡Isabelle! –le recriminó su marido.
- Bien, lo siento. No seas tan suspicaz. ¿Qué te dijo Herr Hoffman?
- Que un cerrajero de Núremberg ha inventado un pequeño muelle que sustituye a las pesas como fuente de energía de los relojes. ¿Sabes lo que esto supone?
- Con franqueza: no –y fue sincera– Pero imagino que será importante.
- Es... es... –su marido no encontraba las palabras adecuadas– ¡Un auténtico milagro!
- ¡Martín! –le riñó Isabelle, bromeando– Luego dices que modere mi lenguaje y tú hablas de milagros tan a la ligera. ¿Quieres arder en una pira acusado de herejía por los calvinistas?
- ¡Uy, déjate de bromas! ¿Sabes lo que vamos a poder fabricar con ese muelle? –ella lo negó con la cabeza– ¡Relojes de bolsillo...!
- ¿Relojes de bolsillo? –repitió sin comprenderle.
- –Martín estaba exultante– ¿Te imaginas? Se acabaron los relojes de arena y los pesados mecanismos de contrapesas... ¡Ya no tendré que cerrar el taller!
Isabelle escuchó aquello e, inmediatamente, se incorporó en la cama como accionada por un resorte:
- ¿Cerrar el taller? ¿Has dicho algo de cerrar el taller? –Su marido había cometido una terrible indiscreción. Desde hacía meses, el pequeño taller de orfebrería atravesaba serias dificultades, por culpa de la situación religiosa que afectaba a todas las actividades comerciales de Ginebra. Había preferido no asustar a su mujer, pero se le escapó– ¿Cuándo pensabas decírmelo?
- Sí, bueno –reconoció– Esa era otra de las noticias que tenía pendiente –Y se golpeó la frente con la palma de la mano– ¡Qué cabeza tengo!
- ¿Y por qué van tan mal las cosas?
- Calvino ha prohibido que realicemos algunos trabajos en los talleres artesanos: cálices, cruces, instrumentos litúrgicos...
- Pero... ¡si vivimos precisamente de eso!– Isabelle estaba aterrada: si el taller dejaba de engarzar aquellas piezas, la clientela que llegaba a su pequeño establecimiento desde otros cantones, e incluso los que venían de Provenza, Saboya y Lombardía, se perderían irremediablemente –¿Y de qué vamos a vivir?– La sucesión de imágenes se hizo terriblemente nítida: despedir al servicio, vender la casa, mudarse con los suegros, perder a los amigos, las fiestas, la dote de su hija… Bruno...
- De los relojes de bolsillo –afirmó su marido con rotundidad.
- ¿De qué? –Isabelle no pudo disimular su tono de incredulidad.
- Confía en mi, cariño. Te aseguro que saldremos adelante si convenzo a mi padre para que el taller se especialice en esos pequeños relojes. Dentro de muy poco tiempo, toda Europa se acercará a nuestro local de Ginebra a comprarlos y –la besó en la frente– podrás seguir con tu vida, como siempre. Ya verás –le dijo lleno de confianza mientras caminaba hacia la puerta– saldremos adelante y, si todo resulta como tengo planeado, el próximo mes de mayo iremos a la feria de Fráncfort con los primeros modelos.
- ¿Te vas ya? –preguntó su mujer entre accesos de tos.
- Sí, ¿necesitabas algo? Iba a hablar con la niña de su joven prometido.
Isabelle volvió a perder el color.
- ¿Qué prometido?
- ¡Cómo! –se sorprendió– ¿No sabes nada?
- No sé de qué me hablas, Martín.
- Pensaba que entre madre e hija no guardaríais ese tipo de secretos, por eso no me extrañó enterarme por terceros.
- Te lo aseguro –y era sincera– No sé de qué me estás hablando. ¿A qué viene eso de que María tiene un pretendiente?
- Seguro que lo sabes desde hace tiempo –ella volvió a negarlo con la cabeza– Pero sé que lo haces con buena intención, para no dañar mi orgullo masculino. ¡Cómo sois las mujeres!
- ¡Martin!
- Está bien: desde hace varios meses, cuando el criado de Herr Hoffman acudía a su trabajo veía a un joven rondando nuestra casa –La expresión de Isabelle se convirtió en auténtico pavor– No te preocupes, cariño, no ocurre nada malo. Por lo visto, se trata de un comerciante de Lombardía llamado Bruno Sparza –ya sabes más que yo, pensó su mujer– que, al parecer, visita en secreto a nuestra hija desde hace más de cuatro meses –Martín se asustó al ver el rostro de su mujer completamente pálido– Cada vez estás peor. ¿Quieres que llame al doctor Gerard?
- Sí, será lo mejor. Ve a buscarlo. Creo que mientras tanto volveré a acostarme.
- No tardaré.
Cuando su esposo salió del dormitorio alejándose por el pasillo hacia las escaleras, Isabelle se aferró a la colcha con las dos manos, apretando con todas sus fuerzas hasta que sintió dolor en los nudillos.
- ¡Sal ahora mismo de ahí abajo! –le gritó a Bruno tan bajito que casi no pudo ni oirlo– Maldito lombardo. ¿Qué hay de cierto en lo que has escuchado?
Bruno fue saliendo de su escondite mientras se ajustaba el jubón y se ceñía las calzas.
- Todo tiene una explicación, madame.
- ¿Madame? ¿Hace un instante me besabas el cuello y ahora ya soy madame? ¿Qué será lo próximo que me llames: mamá?
- Aspeta, amore. Aguarda... Déjame que te explique: Un día me descubrió al salir de tu alcoba y... ¡Porca miseria! ¡Qué iba a decirle!
- Nada, claro, te limitaste a sonreír y –Bruno arqueó las cejas y sonrió– ¡Maldito sea tu encanto! Termina de vestirte y acaba con esta burda pantomima. No quiero volver a verte más por esta casa y mucho menos que te acerques a mi hija.
El joven acabó de ajustarse la ropa y, sin decir nada más, se acercó a la puerta para marcharse– Lo lamento, Isabelle –cuando se encontró de frente con Martín y su hija que entraban en el dormitorio. Durante unos segundos, un breve e incómodo momento, todos se miraron sin decir palabra.
- ¡Bruno, amore! –reaccionó la joven María abrazándolo con ternura– Papá, este es mi prometido: Bruno Sparza, de Bérgamo –eso tampoco lo sabía, pensó Isabelle.
- Es un placer conoceros, moinseur Cartier –lo saludó inclinando su cabeza con cortesía– Su esposa y su hija me han hablado maravillas de usted y de su magnífico trabajo en el taller de orfebrería. Le aseguro que en mi tierra sus delicadas piezas son muy apreciadas por la nobleza de Milán.
- ¡Ah, sí! –se sorprendió Martín, respondiendo al saludo con otra leve inclinación– En fin, yo también me alegro de conoceros, joven; aunque me sorprenda encontraros en mi propia alcoba.
- Fui yo, papá –intervino María– Mamá y yo queríamos darte una sorpresa.
- Y lo habéis logrado, creedme. Y tú, Isabelle –señaló a su mujer que, desde la cama, seguía la escena con incredulidad– Lo sabías todo y aún así has conseguido mantener en secreto la relación de nuestra hija con este joven. Nunca dejarás de sorprenderme.
- Si tú supieras... –llegó a decir ella desde la cama.
- Ahora, Bruno, hija mía –los abrazó en el marco de la puerta– acompañadme al salón mientras mi esposa termina de vestirse. Antes de que venga el doctor Gerard, debemos concretar muchos aspectos de vuestra relación y celebrar la nueva actividad del taller.
- ¿A qué actividad te refieres, papá?
- Ahora te lo cuento, cariño –y la besó– Por cierto, ¿qué día es hoy?
- Diez de octubre, ¿por qué lo dices?
- ¡Diez de octubre! –exclamó Martín– El décimo día del décimo mes –Todos lo miraron sin comprender su razonamiento– Estaba pensando que este día puede ser uno de los más felices de nuestra vida.
- ¿Y qué has pensado, papá?
- Para recordar esta fecha –respondió– cuando presentemos los nuevos relojes de bolsillo en la feria de Fráncfort, colocaré las manecillas a las diez y diez; de esa forma, siempre recordaremos este día.

Y así fue. En la primavera de 1554 Martín Cartier presentó los primeros modelos de sus relojes de bolsillo en la Feria de Fráncfort y, en muy poco tiempo, los pedidos le llegaron desde todos los rincones de la vieja Europa, salvando la producción de su taller e iniciando una actividad que daría fama mundial a su ciudad; María y Bruno se casaron en la catedral de Ginebra y, más tarde, se trasladaron a vivir a Milán, donde abrieron una pequeña relojería; Isabelle no tardó en olvidar a su joven yerno gracias a un militar prusiano, Hans, de paso por la ciudad y, finalmente, san Pedro se convirtió en el patrono de los relojeros.

Desde el siglo XVI, aún se conserva la costumbre de que los relojes que se presenten al público señalen aquella hora exacta; por eso, cuando veas el anuncio de algún reloj -de cualquier marca- las manecillas de su esfera siempre estarán señalando las diez y diez; por un diez de octubre.

28 de septiembre de 2010

1ª edición de Con el Derecho en los talones

Ya está a la venta la primera edición de mi nuevo libro Con el derecho en los talones (Lex Nova, septiembre 2010). Si todo lo que hacemos en nuestra vida tiene una indudable repercusión jurídica, este libro te acerca al –¿complicado? ¿lejano? ¿difícil?– mundo del Derecho de forma sencilla, rigurosa y lo más didáctica y entretenida posible, con muchas curiosas anécdotas de todos los tiempos y una continua referencia a las noticias de actualidad que aparecen en la prensa.
Si no tienes conocimientos jurídicos pero te gusta aprender cosas nuevas, este libro te enseñará: ¿Qué son el Derecho y la Justicia? ¿Desde cuándo hay Estados? ¿Por qué se habla de repúblicas y de monarquías? ¿Son iguales el Congreso y el Senado? ¿Cómo funciona el sistema electoral para que un partido que obtiene más votos que otro tenga, sin embargo, menos escaños? ¿Quién escribe las leyes, cuántas clases existen, en qué se distinguen de otras normas y cómo se tramitan? ¿Por qué se dice que un político es de izquierdas o de derechas? ¿Qué diferencias hay entre denuncia, querella y demanda? ¿Cuántos juzgados y tribunales hay en España y a qué se dedica cada órgano judicial? ¿Cuántas Constituciones hemos tenido? ¿Cuáles son tus derechos, libertades y deberes como ciudadano?, etc.

Y si ya tienes formación jurídica, Con el Derecho en los talones seguro que te sorprende con muchas curiosidades que, probablemente, nunca te hubieras planteado: ¿Cuál es el origen de las leyes? ¿Puede vivir una sociedad sin normas que la regulen? ¿En qué consiste el sistema jurisprudencial británico? ¿Cómo han evolucionado los Derechos Humanos? ¿Quién fue el primer abogado? ¿Qué órganos imparten la justicia internacional? ¿Desde cuándo se organiza España en provincias? ¿Hay más parlamentos unicamerales o bicamerales? ¿Quién fue el famoso D´Hondt? ¿Por qué en algunas naciones los presidentes sólo pueden presentarse a dos mandatos? ¿En todos los países se dan las mismas jurisdicciones? ¿Hay Estados sin Constitución? ¿Cómo surgieron las profesiones de procurador y de graduado social?, etc.

Todo esto y mucho más en un libro jurídico apto para todos los públicos donde descubrirás que el Derecho es el hábitat natural del ser humano.

22 de septiembre de 2010

Conferencia en Madrid sobre Los delitos impertinentes

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el adjetivo impertinente se aplica cuando algo o alguien no viene al caso, o molesta de palabra o de obra.

Partiendo de esa definición, esta conferencia analizará algunos delitos que podríamos considerar así –impertinentes– porque nuestro Código Penal mantiene su tipificación no por razones de estricta política criminal sino como un viejo estereotipo, ajeno al ámbito jurídico, que refleja otras motivaciones (religiosas, morales, éticas, sociales o políticas) propias de otros tiempos; conoceremos la regulación de algunos tipos penales (en España y otros países) así como sus antecedentes históricos, ofreciendo elementos de juicio para que cada uno valore: si interesa mantenerlos porque son idóneos o, por el contrario, si tendrían que ser modificados –o, incluso, desaparecer– como reliquias anacrónicas del pasado. No descartaremos ninguna propuesta sin haber tenido, al menos, la curiosidad de valorarla.

Mi conferencia sobre "Los delitos impertinentes" tendrá lugar dentro del Curso de Criminología y Ciencias Forenses -organizado por el Centro Universitario Villanueva, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, y la SECCIF- el 27 de octubre de 2010, de 18h00 a 19h30.

Ya está a la venta mi Curso de Derechos Humanos a distancia

El Campus Educativo de Castilla y León (CECyL) y la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses (SECCIF) han puesto a la venta mi Curso monográfico sobre Derechos Humanos (a distancia) cuyo objetivo es acercarte a esta materia para que sepas definir los Derechos Humanos, conocer sus características y su evolución a lo largo del tiempo, clasificarlos y analizar cómo se convirtieron en nuestros Derechos Fundamentales; aprender cómo se organizan tanto la ONU (donde se aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948) como otros organismos que velan por la justicia internacional y terminar mirando al futuro de estos Derechos, con algo de polémica.

Cada tema incluye multitud de pequeñas anécdotas, intercaladas a lo largo del texto, y ejercicios (propuestas muy dinámicas que encontrarás al final de cada lección). Todo ello, procurando ser didáctico, ameno, objetivo y riguroso (conceptos que no tienen por qué ser antagónicos) y huyendo –en la medida de lo posible– de posturas teóricas para tratar de ser práctico.

Asimismo, la SECCIF pone a tu disposición otros dos cursos de formación a distancia imprescindibles: Criminología, de Antonio Cela; y Dactiloscopia, de Roberto Carro.


16 de septiembre de 2010

QdC 9: El mal de Yago

En el número 9 de "Quadernos de Criminología" -la revista trimestral que edita la Sociedad Española de Ciencias Forenses y Criminología (SECCIF)- se ha publicado mi artículo "El mal de Yago":

"Ruin, cínico, mentiroso, un ser vil que enreda y embauca a todos cuantos le rodean en su propio beneficio… podría ser el perfil de algún psicópata –y, en cierto modo, lo es– pero no se trata de un enfermo sino de los rasgos que definen a uno de los personajes de ficción que mejor ha representado la esencia de la conducta criminal: la encarnación del mal. Son los calificativos que descubren toda la maldad de Yago, el oficial de Otelo (...). Cuatrocientos años después de que Shakespeare lo escribiera, este drama todavía se “representa” en demasiados hogares por culpa de la violencia de género. Un problema que, aunque siempre ha estado presente en nuestra sociedad, en los últimos años, ha alcanzado una indudable trascendencia jurídica, social y mediática. Sólo en 2009, 55 mujeres fueron asesinadas en España –más de una a la semana– por sus propios “Otelos”. Con ese dato, resulta más sencillo comprender la vigencia de esta obra cuatro siglos después de su primera representación (...)".

Pulsa aquí para leerlo

3 de septiembre de 2010

Tres rutas por Castilla y León, en Liceus

En el portal de humanidades LICEUS puedes leer tres crónicas de mis viajes por distintos rincones de Castilla y León (con fotografías de Javier Aparicio y Diego García Carrera):

1. El Monte Irago: "Después de recorrer más de 200 kilómetros por la sobriedad de la Tierra de Campos castellana y el Páramo leonés –un paisaje tan austero que no deja indiferente: o te maravilla la inmensidad del horizonte o te abruma la monotonía de esas llanuras que parece que no tienen fin– el Camino de Santiago empieza una suave pero continua pendiente hasta llegar a la famosa Cruz de Ferro, en la cumbre del Monte Irago; probablemente, uno de los rincones más sencillos de la ruta jacobea y, al mismo tiempo, uno de sus símbolos más apreciados. Según el Codex Calixtinus –la primera guía de viajes que se escribió en la historia– el peregrino tiene que subir y bajar el Monte Irago durante la décima etapa, la que va de Rabanal del Camino a Villafranca del Bierzo. Si se pregunta por qué finaliza la novena etapa en Rabanal y no en Astorga (...)".
Pulsa aquí para leerlo

2. La Raya de Salamanca: "Dicen los historiadores que la frontera de España y Portugal es la más antigua de Europa porque apenas ha variado desde finales del siglo XIII, cuando se estableció el límite entre los dos países siguiendo el curso de los grandes ríos peninsulares. Los cerca de 100 kilómetros que transcurren entre la provincia de Salamanca y los distritos portugueses de Braganza y Guarda nos ofrecen rincones llenos de historia, paisajes espectaculares e, incluso, cierta dosis de aventura (...)".
Pulsa aquí para leerlo

3. Los montes Torozos: "Al norte del Duero, entre la ribera del Pisuerga y la Tierra de Campos, hay una extensa franja de terreno donde se alternan los páramos infinitos y pequeños cerros con pagos llenos de encinas y robles, el cauce de algunos riachuelos, una variada fauna de jabalíes, avutardas, perdices y lobos e incluso una espina de la Corona de Cristo. Es la comarca de los Montes Torozos, una ruta singular llena de grandes atractivos (…). Al final del páramo, la carretera gira a la izquierda y desciende bruscamente hacia el único pueblo de nuestra geografía que empieza por uve doble: Wamba (...) En una de las capillas adosadas al muro occidental de la iglesia de Santa María –bajo el epitafio Como te ves, yo me vi; como me ves, te verás. Todo acaba en esto aquí. Piénsalo y no pecarás– un osario apila miles de calaveras, perfectamente colocadas junto a tibias, fémures, peronés y otros huesos. Imagino su pregunta: –¿Qué hacen aquí todos esos restos?– (...)"

17 de agosto de 2010

La Tribuna del Derecho # 46 Justicia divina

En el número 46 del periódico "La Tribuna del Derecho" se publicó mi artículo "Justicia divina":

"Una mujer con los ojos vendados (símbolo de la imparcialidad) sosteniendo, en una mano, el fiel de una balanza (la equidad) y, en la otra, la empuñadura de una espada (la ley) es –sin duda– el estereotipo que todos tenemos en mente cuando tratamos de representar la imagen de la Justicia; aquélla que, según dicen, se vendó los ojos cuando vio lo que hacían los hombres y huyó al cielo, ocupando en el zodiaco el signo de Virgo y su balanza el contiguo de Libra. En otras ocasiones, a esta figura femenina también le acompaña un león echado a sus pies, como símbolo de la fuerza que debe tener la justicia para juzgar y hacer ejecutar lo juzgado.

Su origen se encuentra en la mitología griega: La diosa Temis (o Themis) era uno de los 12 titanes –hijos de Urano (el cielo) y Gea (la Tierra)– que gobernaron el mundo en la llamada edad dorada. Simbolizaba la encarnación de la justicia divina, la ley de la naturaleza y la costumbre; es decir, la Ley en mayúsculas. Sus hijas también representaban el orden moral (Astrea) y la propia justicia (Diké); por ese motivo, muchas veces la personificación de la justicia puede recibir estos otros nombres.

Fueron los romanos quienes, posteriormente, denominaron Iustitia a la diosa griega Temis y de ahí procede, etimológicamente hablando, el término Justicia; pero, además de Grecia y Roma, otros lugares del mundo también crearon su propia imagen de lo justo (...)".

QdC 4: El camino de los pastunes (Pashtunwali)

En el número 4 de "Quadernos de Criminología" -la revista trimestral que edita la Sociedad Española de Ciencias Forenses y Criminología (SECCIF)- se ha publicado mi artículo "El camino de los pastunes (Pashtunwali)":

"(...) A finales del siglo XIX, un emir de Afganistán –Abdur Rahman Khan– definió a su país como “un grano de trigo entre dos ruedas de molino”, en referencia a sus poderosos vecinos ruso e indio (que, por aquel entonces, era una colonia británica) con los que mantenía habituales conflictos (...). Desde la antigüedad –algunos historiadores consideran que su origen se remonta a la época de la Grecia clásica– este pueblo se ha regido por un conjunto de reglas no escritas: el Pashtunwali o camino de los pastunes; un orgulloso código de honor que se ha ido adaptando a las necesidades de la sociedad, reinterpretándose conforme era necesario, en función de cuatro principios básicos: la hospitalidad; la justicia; la protección de la mujer, la familia y la propiedad y la independencia personal.

Este código es una forma de vida que une a todos los pastunes bajo una serie de premisas como la libertad e independencia, la participación de los miembros del grupo en la toma de decisiones; el respeto a todas las criaturas y –en especial– a la dignidad humana y el honor de las mujeres; la lealtad, la hospitalidad, el asilo y su concepto de la justicia (“Badal”) entendida como venganza (...)".

QdC 5: Un forajido de novela

En el número 5 de "Quadernos de Criminología" -la revista trimestral que edita la Sociedad Española de Ciencias Forenses y Criminología (SECCIF)- se ha publicado mi artículo "Un forajido de novela":

"(...) Lejos de la visión idealizada que nos ha dejado el cine; aquel forajido que “(...) tenía nervios fríos y la ausencia completa de miedo de los que han aceptado de antemano la muerte” fue, según los expertos que lo estudiaron, “un tipo inclasificable, linfático, con ojos de comadreja, pecho hundido, hombros caídos y aspecto repulsivo, con una clara apariencia externa de cretino” que cometió su primer asesinato con tan sólo 13 años y que, a los 21 –cuando murió en el famoso duelo con el sheriff Pat Garrett– ya había matado a 27 personas “sin contar a los indios”, como se decía, despectivamente, en el siglo XIX.

William H. Bonney nació el 23 de noviembre de 1859 en Nueva York “(...) en tiempos en que los tranvías arrastrados por caballos eran una novedad”. Siendo niño, emigró con su hermano y su familia a Kansas y Colorado pero, al poco tiempo, su padre murió de pulmonía y Kathleen, su madre, se volvió a casar con un buen hombre llamado Antrim que los llevó a buscar fortuna a Nuevo México. Allí se crió el adolescente en las peores tabernas de la frontera, entre ladrones y proscritos del territorio neomexicano.

La carrera criminal de aquel joven adolescente se caracterizó por sus continuos actos de violencia, sin motivo aparente, que lo convirtieron, a los ojos del público, en una suerte de nuevo Robin Hood y en personaje habitual de novelas, baladas y crónicas de la prensa de aquel entonces. Capturado en 1880 fue condenado a la horca pero logró escapar de la cárcel matando a dos alguaciles. El sheriff Garrett lo encontró el 14 de julio de 1881 en el Rancho Maxwell y logró abatirlo con un disparo de su colt. Había matado al criminal pero había nacido el mito (...)".

Pulsa aquí para leerlo

QdC 6: ¿Demasiado azar?

En el número 6 de "Quadernos de Criminología" -la revista trimestral que edita la Sociedad Española de Ciencias Forenses y Criminología (SECCIF)- se ha publicado mi artículo "¿Demasiado azar?":

"(...) Según el Diccionario de la Academia Española de la Lengua, un magnicidio es “la muerte violenta dada a persona muy importante por su cargo o poder”. Aunque la historia de la Humanidad nos ha dejado, desgraciadamente, demasiados ejemplos de estos crímenes repartidos por todo el mundo –desde el emperador Julio César hasta Indira Ghandi, pasando por el presidente Cánovas del Castillo, el zar Nicolás de Rusia y su familia, el Jefe del Estado egipcio Anwar El Sadat o la popular emperatriz Sissí– no me cabe duda de que, hablando de magnicidios, en la mente de todos tenemos el recuerdo de los presidentes Lincoln y Kennedy. Lo curioso es que la vida –y la muerte– de ambos políticos tiene numerosos elementos en común; no tantos como asegura la “leyenda urbana” pero sí los suficientes como para despertar una sana curiosidad por sus coincidencias. (...)".

Pulsa aquí para leerlo

QdC 8: El muchacho de ninguna parte

En el número 8 de "Quadernos de Criminología" -la revista trimestral que edita la Sociedad Española de Ciencias Forenses y Criminología (SECCIF)- se ha publicado mi artículo "El muchacho de ninguna parte":

"(...) Entre la extensa producción literaria de Anselm von Feuerbach destaca un pequeño libro titulado “Un delito contra el alma del hombre”, donde narra un acontecimiento real –y tan extraordinario que parece increíble– que sucedió en la ciudad alemana de Núremberg (Baviera) el 26 de mayo de 1828. Aquel lunes, mientras la gente celebraba en la calle la festividad de Pentecostés, en el adoquinado de la Plaza Unschlitt apareció un muchacho harapiento que apenas podía andar ni articular palabra. Cuando llegó la autoridad, alertada por los transeúntes, aquel joven de 16 años sólo pudo escribir malamente su nombre –Kaspar Hauser– y mostrar una carta sin firma dirigida al Sexto regimiento de Caballería en la que alguien informaba que al niño huérfano le gustaría ser militar. Así comenzó el particular calvario de Kaspar, examinado por autoridades, médicos y un profesor que terminó haciéndose cargo de él y enseñándole a leer y escribir (...)".

Pulsa aquí para leerlo

10 de agosto de 2010

Las Hazas de suerte

En el número 11 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo Hazas de suerte: En dos municipios gaditanos existe una tradición jurídico-histórica que también se merecería un reconocimiento por parte de la UNESCO: son las Hazas de Suerte de Vejer de la Frontera y de Barbate. En los tiempos de la Reconquista, cuando el curso del río Barbate trazaba la frontera que separaba la Corona de Castilla y León de los territorios bajo control musulmán, se concedió a esta tierra una Carta Puebla que recogía cuáles eran sus derechos y privilegios, mejores y mayores que otras similares porque los monarcas cristianos trataban de incentivar la repoblación de esta estratégica comarca gaditana. Pulsa aquí para leerlo

11 de junio de 2010

Los escudos de Hércules

En el número 10 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo Los escudos de Hércules. Hablando de los símbolos andaluces, el Art. 3.2 del Estatuto de Autonomía establece que “Andalucía tiene escudo propio, aprobado por ley de su Parlamento (...)”. La norma autonómica a la que se refiere fue la Ley 3/1982, de 21 de diciembre, sobre el Himno y el Escudo de Andalucía; donde se regularon tanto la música –creada por Blas Infante, con letra propia, armonizada por José Castillo y Díaz– como la composición de su escudo, formado por la conocida figura de un Hércules prominente entre dos columnas (expresión de la fuerza eternamente joven del espíritu) sujetando y domando a dos leones que representan las fuerzas de los instintos animales, con una inscripción a los pies de una leyenda que dice Andalucía por sí, para España y la Humanidad, sobre el fondo de una bandera andaluza. Cierra las dos columnas un arco de medio punto con las palabras latinas Dominator Hércules Fundator, también sobre el fondo de la bandera verdiblanca (...)". Pulsa aquí para leerlo

2 de mayo de 2010

El legado jurídico-constitucional de Europa en los países musulmanes

La revista electrónica In Dret de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, ha incluido en su número 2/2010 mi artículo El legado jurídico-constitucional de Europa en los países musulmanes. El Derecho europeo ha ejercido una notable influencia en el ordenamiento jurídico de los países musulmanes que han tenido que armonizar la cultura occidental –ajena y extraña– con sus propias tradiciones y la ley islámica. Este artículo analiza la evolución de esa influencia en quince siglos de relaciones entre ambas civilizaciones, prestando una especial atención a los Derechos Humanos (...). Pulsa aquí para leerlo

30 de abril de 2010

Artículo sobre Derecho Medioambiental en Ecoportal.net

"Ecoportal.net" -probablemente, el mejor sitio de internet, en lengua española, dedicado al medio ambiente- ha publicado mi artículo "Diez claves para entender el Derecho del Medio Ambiente".

"En 1835, el naturalista francés Étienne Geoffroy de Saint-Hilaire utilizó la expresión “milieu ambiance” para referirse al entorno físico que rodea a los seres vivos (...) Teniendo en cuenta que todas las actividades que realizamos tienen –para bien o para mal– un indudable impacto en nuestro entorno, desde un punto de vista jurídico, puede que lo mejor sea definir el Derecho del Medio Ambiente por los fines que persigue el legislador cuando dicta estas disposiciones. De esta forma, hablaríamos del conjunto de normas que regulan los efectos de la actividad humana en la conservación y protección de la vida en la Tierra. Para concluir esta introducción, conviene recordar tres ideas que considero importantes y que nos ayudarán a comprender mejor los otros puntos de este decálogo (...)".

Pulsa aquí para leerlo

27 de marzo de 2010

Los arcontes, en "Revista Judicial"

La "Revista Judicial" que se edita en Quito (Ecuador), ha publicado mi artículo "Arcontes" sobre la evolución de estos gobernantes de la Antigua Grecia y su destacada labor jurídica. Pulsa aquí para leerlo

Entrevista en Radio Nederland

Ya se encuentra disponible en la web de Radio Nederland Wereldamroep (emisora internacional de Holanda), la entrevista que me realizaron para hablar del crimen ecológico internacional en su programa "Un mundo mejor". Pulsa aquí para oirlo

El coloquio de los ilustres en la Revista Baquiana (USA)

Esta prestigiosa revista literaria de Miami (Estados Unidos) ha publicado mi relato "El coloquio de los ilustres" que fue Premio Nacional de Cuentos "González Torices".

"Valladolid, 4 de junio de 1603.

Cuando terminó el alarde de caballería en la Puerta del Campo, el joven pintor apresuró el paso para llegar al Rastro de los Carneros antes de que el campanario de La Resurrección diese por bueno el mediodía.

No quería partir de la capital española sin haber presentado sus respetos al ilustre autor de “
La Galatea” y entregarle el boceto de algunos de sus dibujos, pero disponía de pocas jornadas; por desgracia, el mal tiempo que le acompañó desde su llegada a Alicante, el 22 de abril, arruinó algunas de las pinturas de encargo que traía para la Corte de su majestad, don Felipe III, y debía restaurarlas antes de regresar a Mantua; aunque, por ventura, el Duque de Lerma, don Francisco Gómez de Sandoval, tuvo la merced de comprender la situación y puso a su disposición un aposento donde corregir los daños y perfilar un nuevo lienzo que compensara a los que se dañaron por el temporal: una representación de los filósofos griegos Demócrito y Heráclito, inspirada en las fuentes clásicas.

Sólo disponía de aquella mañana para encontrar la vivienda del escritor y cumplir con el encargo.

Al llegar junto a una cantina, frente al Rastro Viejo, preguntó al ventero por el alojamiento de don Miguel; el hombre se enjugó la boca con la roída manga de su sayón y señaló el portal catorce, en la otra orilla de la Esgueva, muy cerca del Hospital de la Resurrección.

Aquel humilde vecindario contrastaba con la habitual ampulosidad de una ciudad que vivía días de fortuna. Valladolid se había convertido, de nuevo, en Sede de la Corte, recuperando su pasada consideración y grandeza como centro político de la monarquía; allí buscaban morada las personalidades del Reino y los más ilustres y gallardos prohombres, convirtiendo a la capital castellana en el eje de la vida cortesana. Por doquier se celebraban convites, mascaradas e iluminaciones, que el valido de Felipe III creaba para entretener al monarca, y se jugaba a las cañas en el Espolón o a las carreras de caballos en el Prado de la Magdalena.

El joven no podía imaginar que don Miguel pudiera residir en un lugar como aquel, junto al matadero donde se vendían carneros tan gordos que se arrastraban a duras penas sobre sus magros; ejemplares de más de 60 arrates que los carniceros abrían en canal junto al río, provocando una pestilencia que acrecentaba la canícula del mes de junio (...)".

El profeta, la jubilación y el trabajo

En el número 9 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se han publicado esta artículo sobre el origen bíblico de la jubilación, ahora que se debate elevarla a los 67 años. Pulsa aquí para leerlo

2 de enero de 2010

Artículo en Ecoportal.net sobre el crimen ecológico

Esta prestigiosa web argentina ha publicado mi artículo "¿Existe el crimen ecológico internacional?" que, posteriormente, fue reproducido en más de una docena de medios electrónicos de diversos países iberoamericanos.

"Este artículo analiza las dificultades para lograr el reconocimiento jurídico de la figura del delito ecológico internacional –daños graves causados al medio ambiente, deliberadamente o por negligencia culpable– desde las primeras propuestas de las Naciones Unidas en los años 40, cuando el Derecho Internacional parecía ser consciente de la necesidad de proteger el medio ambiente, hasta la actualidad. Un proceso en el que se ha perdido la oportunidad de que estos delitos fuesen encausados por la Corte Penal Internacional. De ahí que, careciendo de convenciones internacionales, sea importante destacar la trascendencia de la costumbre y los principios generales del Derecho. Finalmente, el autor estudia el papel de la sala medioambiental de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y de la normativa de la Unión Europa y de España en este ámbito (...)".

Puedes leerlo en la siguiente dirección: Pulsa aquí para leerlo

Sobre la poligamia en Derecho y cambio social # 19

En el número 19 de la revista peruana Derecho y cambio social, que dirige el magistrado Pedro Donaires, se ha publicado mi artículo Las pensiones de la poligamia. Pulsa aquí para leerlo

Tenemos plaza en Londres

En el número 7 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo Tenemos plaza en Londres: Tras la victoria británica en la famosa batalla de Trafalgar, el arquitecto George L. Taylor sugirió que la céntrica Plaza de Guillermo IV, en Londres, cambiara de nombre por el de Trafalgar Square; de modo que, desde entonces, Cádiz cuenta con un rincón de su geografía –e historia– en pleno corazón londinense. Pulsa aquí para leerlo

Made in Cádiz

En el número 6 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo Made in Cádiz con algunas de las más curiosas creaciones que se han ideado en la provincia gaditana, como el lanzamiento de penaltis para resolver los empates en los partidos de fútbol. Pulsa aquí para leerlo

La primera de las Tarifas

En el número 5 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo La primera de las Tarifas: Tenemos dos términos que se escriben igual pero que tienen distinto significado; es decir, que son polisémicos. ¿O puede que no? Ante la duda -como dijo Jack el Destripador- vayamos por partes. Pulsa aquí para leerlo

Cádiz es la cuna de la Lotería Nacional

En el número 4 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo Cádiz es la cuna de la Lotería Nacional: El nacimiento de la Lotería tuvo que esperar hasta el reinado de Carlos III, cuando una Real Orden de 30 de septiembre de 1763 creó la Beneficiata –llamada así porque la recaudación se destinaba a obras de beneficencia– con premios en metálico –reales y maravedíes– para quienes acertaran la combinación de cinco números “sacados a la suerte” de entre noventa que se publicaban en la Gaceta. ¿Y qué tuvo que ver Cádiz con todo esto? Pulsa aquí para leerlo

El Manifiesto de los Persas

En el número 3 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo El manifiesto de los persas. Cuando el rey regresó a España de su exilio en Valençay (Francia) para recuperar el trono, algunos diputados á las Cortes ordinarias –encabezados por Bernardo Mozo de Rosales– firmaron un manifiesto, el 12 de abril de 1814, en el que pedían a Fernando VII que aboliera esa Constitución de Cádiz a la que estimaban sin valor por no estar aprobada por Vuestra Majestad. Como el documento comenzaba refiriéndose a la costumbre de los antiguos persas de pasar cinco días en anarquía después del fallecimiento de su Rey a fin de que la experiencia de los asesinatos, robos y otras desgracias les obligasen a ser más fieles a su sucesor (anarquía que identificaban con el liberalismo que imperaba en aquel momento), el texto entró a formar parte de nuestra Historia con este curioso sobrenombre. Pulsa aquí para leerlo

La Ley de Vientres Libres

En el número 2 de Timón laboral -la revista bimestral que edita el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz- se ha publicado mi artículo La Ley de Vientres Libres sobre la derogación en España de la escalvitud. Pulsa aquí para leerlo